Antecedentes de la independencia de México

La lucha armada que vivió México, para pasar de ser una parte de la corona española a una nación independiente, tuvo una serie de antecedentes que se originaron tanto dentro de la colonia como fuera de ella.

Dentro de la colonia, la desigualdad social, principalmente entre criollos y españoles peninsulares, crecieron todavía mas por las reformas borbónicas que limitaron aún mas el poder de los criollos para poder formar parte del gobierno. En Europa la guerra entre España y Francia, además de las ideas de la Ilustración, y la independencia de los Estados Unidos de América.

La invasión napoleónica a España en 1808, la destitución del Rey Fernando VII, y la imposición de José Bonaparte en el trono español por Napoleón, hicieron preguntarse a los habitantes de la Nueva España que tan legítimo era ser gobernados por un monarca no español.

Es así como en 1808 Francisco Primo de Verdad y Ramos y Juan Francisco Azcárate y Lezama proponen al Virrey Iturrigaray, que en ausencia del monarca español el gobierno recayera en el pueblo, mediante una representación popular desde el Ayuntamiento de México. La Real Audiencia proponía que en la Nueva España todo siguiera igual hasta que el monarca Fernando VII regresara al trono.

Estos puntos de vista enfrentaron a la Real Audiencia y al Ayuntamiento de México, lo que ocasionó que el 15 de septiembre de 1808 Gabriel de Yermo conspirara contra el Virrey Iturrigaray, a quien aprenden y destituyen del cargo para nombrar a Pedro Garibay como nuevo Virrey, quien hace apresar a los principales hombres del Ayuntamiento de México, entre los que se encontraban Francisco Primo de Verdad, que muere el 4 de octubre del mismo año ahorcado en la prisión del Arzobispado de México.

Francisco Primo de Verdad y RamosFrancisco Primo de Verdad y Ramos

Otras conspiraciones sentarían también antecedentes para la independencia de México, como la Conjura de Valladolid de 1809, que encabezaban José María de Obeso, José Mariano Michelena, Mariano Quevedo y fray Vicente de Santa María, entre otros, que aunque descubierta no se les acusó de nada, quedando en libertad.

Los inicios de la independencia de México se pueden considerar que fueron estos dos hechos que inspiraron a los conspiradores de Querétaro a buscar la forma de liberarse del dominio español y escribir su propia historia.


5 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *