El Pacto de La Ciudadela o Pacto de la Embajada

El Pacto de La Ciudadela fue un pacto firmado entre Félix Díaz y Victoriano Huerta como conclusión del derrocamiento del presidente Francisco Madero, el 18 de febrero de 1913.  Fue negociado luego de la toma del Edificio de la Ciudadela, en Ciudad de México, y se firmó en la sede de la Embajada de los Estados Unidos en México, por lo cual es más frecuente llamarlo Pacto de la Embajada.

Antecedentes

El gobierno de Madero enfrentaba frecuentes problemas y alzamientos, de los cuales los más evidentes provenían de los revolucionarios Pascual Orozco y Emiliano Zapata, que lo habían apoyado en su lucha para lograr la renuncia de Porfirio Díaz. Sin embargo, también facciones militares manifestaban descontento y protagonizaron alzamientos, como Bernardo Reyes y Felix Díaz. Madero había podido contener los alzamientos contando con la ayuda de sus jefes militares, siendo uno de los principales Victoriano Huerta.

Además de los alzamientos, Madero tampoco era bien visto por el Gobierno de los Estados Unidos, a lo que se sumaba la animadversión del embajador Henry Wilson, con quien había tenido fuertes diferencias por asuntos monetarios. A pesar de que Victoriano Huerta había mostrado efectividad a la hora de contener los diversos alzamientos que debió enfrentar Madero, modificó sus lealtades aliándose con los rebeldes dirigidos por Félix Díaz y Bernardo Reyes. Gustavo Madero descubrió esta situación e intentó poner en sobre aviso al presidente, pero sus recomendaciones encontraron oídos sordos.

Demasiado tarde comprendió Madero su error. Un grupo de alzados tomaron la Ciudadela de México, liberando a Díaz y a Reyes el 9 de febrero de 1913. Parte del engaño incluía que Huerta simularía sitiar la Ciudadela. Las escaramuzas durarían 10 días, hasta el 18 de junio, conformando lo que se conoció como la Decena Trágica.

Desarrollo de los acontecimientos

Luego de consumado el golpe, se reúnen en la Embajada de Estados Unidos, Huerta y Díaz, acompañados del Embajador Wilson. En la sede diplomática se redacta y firma el Pacto. El documento proclama el desconocimiento de Madero como presidente, el nombramiento del un nuevo gabinete, donde Huerta sería presidente provisional. Se conviene en notificar de los cambios a las delegaciones diplomáticas acreditadas en México, así como del hecho de que Madero era prisionero.

Estos acontecimientos derivaron en el asesinato de los hermanos Madero y de Suárez. Félix Díaz no asumió la presidencia durante el golpe porque había acordado con Huerta la celebración de elecciones donde se postularía. Dichas elecciones nunca se celebraron.

El pacto de la CiudadelaEl Pacto de La Ciudadela o Pacto de la Embajada generó una encendida polémica a diversos niveles, las delegaciones de otros países no reconocieron al nuevo gobierno. El Gobierno de los Estados Unidos destituyó a Wilson de su condición diplomática debido a su participación en el golpe, e indirectamente en el asesinato de Madero; además de tampoco reconocer a Huerta como presidente.

Acontecimientos posteriores

La subida de Huerta al poder provocó la formación del llamado Ejército Constitucionalista, que era liderado por Venustiano Carranza. Este ejército, aliado con los revolucionarios Pancho Villa y Emiliano Zapata, protagonizaría un alzamiento bajo cuya presión cedería el gobierno usurpador, provocando la salida del poder de Huerta, y su exilio.

Huerta y Díaz intentaron por diferentes vías retornar al poder, pero nunca pudieron lograrlo. Incluso Wilson intentó, sin éxito, el reconocimiento de Huerta como presidente legítimo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *