El Plan de Chihuahua o de la Empacadora

El Plan de Chihuahua o de la Empacadora fue una proclama redactada y firmada el 25 de marzo de 1912 en la llamada Casa Empacadora, en Chihuahua. Fue elaborado por el revolucionario Pascual Orozco y varios militares, en rechazo de la gestión presidencial de Francisco Ignacio Madero. El plan también recibió el nombre de Plan Orozquista.

Antecedentes

La Revolución Mexicana había estallado en 1910 como reacción al afán reeleccionista de Porfirio Díaz. Los principales protagonistas de este alzamiento fueron Francisco Madero y Pascual Orozco, a los que posteriormente se uniría Francisco Villa. Emiliano Zapata protagonizaba alzamientos en el Sur, que tenían una motivación ligeramente distinta.

Los revolucionarios suscribieron el llamado Plan de San Luis Potosí, que comprometía a los participantes a deponer a Porfirio Díaz, prohibir la reelección y restituir la propiedad de la tierra a los campesinos.

Los alzamientos de 1910 cumplieron el objetivo de deponer a Díaz, e investir a Madero como presidente de México. Sin embargo, las diferencias entre Madero y Orozco no tardarían en evidenciarse, cuando el revolucionario comenzase a acusar al presidente de traicionar el original Plan de San Luis Potosí.

Madero no cumplió con la parte del Plan que hablaba de restituir la tierra a los campesinos, comportamiento que no sólo provocó el rechazo de Orozco. En el sur, Emiliano Zapata también se manifestó en contra, ya que él tenía su propia lista de reivindicaciones campesinas a las que llamaba Plan de Ayala.

Orozco decide entonces desconocer a Madero como presidente, y redactar un documento donde expone una fuerte crítica a su gestión, debido a lo que consideraba una traición al Plan original. La reunión para la proclama tiene lugar en Chihuahua, en la Casa Empacadora.

Desarrollo de los acontecimientos

El documento comienza con una relación de las faltas y los delitos en los que se consideraba incurrió el gobierno, y personalmente Francisco Madero. En un tono que raya lo panfletario, se acusa a Madero de una serie de comportamientos delictivos, por los cuales se concluye declarándolo traidor y fuera de la Ley.

Se caracteriza tambien el texto por un profundo sentimiento anti – estadounidense, recurriendo al apelativo “yanqui” y al adjetivo “sacrílego” para referirse a los habitantes de esta nación. Madero es acusado de complicidad con Estados Unidos para cometer su traición.

el plan de chihuahua o de la empacadoraA continuación el documento enumera una serie de disposiciones a hacerse efectivas con el triunfo de la Revolución. De entre ellas, algunas de las más significativas eran:

  • Desconocimiento de las deudas contraídas por el Estado con posterioridad a la presentación del Plan, y reconocimiento de las anteriores.
  • Desconocimiento de los contratos contraídos por el Estado con familiares de Francisco Madero.
  • Reconocimiento de los poderes públicos y gobernaciones que se adhieran al Plan, y disolución de aquellos que no lo hagan.
  • Eliminación de la Vicepresidencia de la República.
  • Derogación del servicio militar obligatorio.
  • Reconocimiento de la propiedad de la tierra.
  • Garantía de la libertad de expresión.

El Plan también proponía la elección de un Presidente interino por un período de un año.

Acontecimientos posteriores

A la proclamación del Plan de la Empacadora siguieron alzamientos y revueltas revolucionarias, a las cuales Francisco Madero hizo frente. Para ello contó con el General Victoriano Huerta, que mantuvo a raya a los diferentes brotes conflictivos que hubo en el país. Posteriormente el mismo Huerta traicionaría a Madero, lo derrocaría, lo asesinaría y asumiría la presidencia. Orozco se alió con Huerta, que posteriormente sería derrocado por el Ejército Constitucionalista, dirigido por Venustiano Carranza.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *