La batalla de Centla

El 14 de marzo de 1519 tuvo lugar la batalla de Centla en la región de Centla, en las riberas del río actualmente llamado Grijalva, estado de Tabasco. Se enfrentaron los españoles de Hernán Cortés contra los chontales, indígenas de la etnia Maya que poblaban la región.

Antecedentes

Centla (expresión de origen nahuatl que viene a significar “zona del maizal”) estaba poblada desde tiempo atrás por los chontales, una de las variantes de la etnia maya que se agrupaban en Mesoamérica. El centro urbano de Centla era Potonchán, regida por el halach uinik (cacique o jefe maya) llamado Tabscoob.

En junio de 1518 arriban los primeros españoles a la región, liderados por Juan de Grijalva. Éste sostuvo una entrevista muy pacífica con Tabscoob, en la que incluso se intercambiaron presentes. El principal río de la región, llamado Tabasco, fue rebautizado Grijalva por los españoles.

Luego de la primera visita de Grijalva, en marzo de 1519 llegó a las costas de Tabasco otro español: el conquistador Hernán Cortés. A pesar del previo trato cordial con Grijalva, esta vez los chontales rechazaron el intento de desembarco de Cortés y sus hombres. No está muy clara la razón de este cambio de actitud entre los mayas, pero Cortés efectuó algunos intentos para convencer a los indígenas de que les permitieran desembarcar. Viéndose imposibilitado para desembarcar por la vía pacífica, decide la incursión militar.

Desarrollo de los acontecimientos

La batalla de Centla es un ejemplo evidente de cuando los recursos tecnológicos permiten vencer en combate a la superioridad numérica. Los chontales exhibían frente a los españoles una notable ventaja de 100 hombres a 1.

El ataque de los mayas fue sólido y agresivo, pero los soldados españoles estaban mejor preparados en cuanto a estrategia militar. Sin embargo, dos fueron los elementos decisivos que contribuyeron a la victoria de los conquistadores. El primero: uso de armas de fuego. Los cañones y los arcabuces de los españoles no sólo causaban daño físico, también infundían temor, dado el estruendo que producían. El otro elemento decisivo fue el uso de jinetes por parte de los españoles. La combinación hombre-caballo era algo jamás antes visto por los habitantes de América. Los chontales, desconcertados, pensaron que se trataba de una única y monstruosa bestia.

la batalla de centla

Estos elementos causaron un enorme pavor entre los ejércitos de Tabscoob, cuyos hombres huían de forma desorganizada. La situación proporcionó a los conquistadores una victoria bastante holgada a pesar de verse en desventaja numérica. De este modo, pudo Cortés avanzar  hasta Potonchán, tomando posesión de la ciudad para la corona española. En Centla se fundó la primera ciudad de México, llamada Santa María de la Victoria.

De acuerdo con la tradición maya, el perdedor de la batalla debía ofrecer obsequios al ganador, de modo que Tabscoob envió regalos a Cortés, entre los que se incluía oro y joyas. Pero la historia registra que también le obsequió varias jovencitas, una de las cuales, llamada Malitzin, se convirtió en amante, e interprete de Cortés, además de su consejera. Fue conocida posteriormente con el apodo de La Malinche.

Acontecimientos posteriores

Centla y Potonchán se convirtieron de este modo en la primera cabeza de playa para la conquista de México por parte de los españoles. Posteriormente, Cortés seguiría avanzando por el territorio hasta alcanzar y conquistar la ciudad de Tenochtitlan, que era para entonces el centro del imperio mexica.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *