Historia sobre el ex Convento Cuilápam de Guerrero (Oaxaca)

El ex Convento Cuilápam de Guerrero es uno de los 24 templos que se construyeron en el proceso de evangelización de pueblos indígenas mexicanos, durante el periodo colonial. Es un edificio con arquitectura de época del siglo XVI que estaba en el municipio de Cuilápam de Guerrero, en el estado mexicano de Oaxaca. Cuilápam de Guerrero es recordado por ser donde el 14 de Febrero de 1831 fue asesinado Vicente Guerrero, prócer de la independencia mexicana y presidente de México.

Historia sobre el ex Convento Cuilapán de Guerrero

El proceso de colonización es recordado, entre otras cosas, por ser cuando la enseñanza de la religión católica produjo el encuentro, no siempre pacífico, de las culturas mexica y española.

Este gran templo se construyó por la década de 1530, y aunque no fue construido completamente, iba destinado a albergar a la congregación de la Orden Dominica, encargados, como todas las otras órdenes, de evangelizar en México el catolicismo, luego de que otros territorios fueran ocupados para evangelizar por la orden franciscana. La Orden tenía la misión de evangelizar a toda la región de Oaxaca, que abarcaba también el actual estado de Guerrero.

Se trataba de un templo de proporciones muy grandes que no fue culminado nunca, aunque algunas de sus áreas fueron usadas como residencia para la Orden, y también como celdas en periodos de guerra, entre otras actividades; se cree que pudo haber albergado una gran cantidad de gente. Sólo se llegó a culminar la capilla abierta central, que se usó para evangelizar en la región, según preceptos de la religión católica, parte del proceso de colonización.

En la gigantesca estructura, lo primero que se construyó en la parte central, fue la mencionada capilla abierta, torres cónicas y dos campanarios, el resto de la estructura nunca fue concluida. Le fue agregada una basílica y un claustro tipo convento, consagrado a Santiago Apóstol. Se pretendía que la capilla abierta fuera centro para la evangelización católica. Esta estructura, como las restantes, también fue víctima de los embates de la Guerra de Reforma, y por ello al lugar también se le dieron otros usos distintos, para luego pasar a ser un lugar histórico muy importante, parte de las ruinas de las guerras históricas de México.

Descripción

La arquitectura del templo corresponde a la típica del siglo XVI, similar a las del resto que fueron construidas con la misión de la orden dominica; esta estructura, no concluida, posee muros con las mismas características de los otros 23 templos.

Entre los espacios que tiene esta gran estructura están: la capilla abierta, con la característica estructura de las edificaciones religiosas del siglo XVI, a cielo descubierto. Es un sólido ejemplo del catolicismo que representaban los frailes dominicos, quienes durante estos años lograron gran expansión de la religión en muchas regiones de México. Dentro de la estructura están los muros de una posada o similar, y un lugar para el noviciado de los frailes de esa orden dominica; el templo y la capilla fueron concebidos como espacios a cielo abierto; que además contaba con celdas, en una de las cuales fue recluido Vicente Guerrero antes de ser asesinado.

Las estructuras eran de estilo plateresco, con una planta basílica de tres naves, dos torres que terminan, cada una en una bóveda en forma de cono. Los arcos de los muros están labrados con figuras geométricas, y también tiene dos torres que culminan en un campanario cada una.

Actualidad

El templo permanece en ruinas hoy en día, dado que nunca se concluyó y fue severamente dañado en las guerras posteriores. Sin embargo, es un sitio de interés turístico, que se puede visitar. Cuenta actualmente con un museo, e incluso un órgano de la época se conserva en el lugar.