El Ejército Trigarante

El Ejército Trigarante fue una organización militar concebida y creada en el marco de la Independencia de México en el año 1821, y que fue el primer antecesor del Ejército Nacional Mexicano. Operaba a las órdenes de Agustín de Iturbide.

Inicios

La guerra de independencia de México se había transformado en guerra de resistencia. La captura y ejecución de José María Morelos en 1815 había sido un golpe bastante duro. Los diferentes cabecillas de la lucha no se ponían de acuerdo, aunque entre ellos destacaban algunos en especial, como Vicente Guerrero, que combatía en la Sierra Madre.

El principal perseguidor de los independentistas era el jefe militar Agustín de Iturbide, a las órdenes del Virrey Juan de Apodaca. Sin embargo, un acontecimiento en España cambió el panorama. El levantamiento de Rafael de Riego obligó al rey Fernando VII a jurar la Constitución de Cádiz. El panorama liberal en España hizo que las clases más acomodadas en la colonia temieran perder privilegios, de modo que decidieron la separación de la Nueva España para constituir una monarquía independiente. Esta idea se asentó en el Plan de la Profesa de 1820.

Iturbide, sumado ahora al plan independentista, buscó comunicarse con los jefes rebeldes, que lógicamente desconfiaban de este súbito cambio de intenciones. En especial destacan las cartas que hubo entre él y Vicente Guerrero. Luego de esta accidentada comunicación, los dos comandantes logran conciliar un acuerdo mediante el que Guerrero se subordinaría a Iturbide, y éste juraría luchar por la causa de la independencia

En 1821, Iturbide proclama el Plan de Iguala, según el cual la lucha por venir ofrecía tres garantías: Primera, los bandos en disputa se unirían en uno solo; Segunda, se lucharía por la Independencia de México; y Tercera, se garantizaba que la religión católica sería la única permitida en la nueva nación. Y el nuevo ejército se encargaría de hacer valer estas garantías. Por eso se llamó Ejército de las Tres Garantías, o Ejército Trigarante.

Desempeño

El Ejército Trigarante se constituyó por decreto, nombrando a sus principales jefes locales, entre los cabecillas independentistas que se habían dispersado luego de la muerte de Morelos. La actividad del recién creado ejército consistió en recorrer el país buscando y logrando adhesiones de los militares realistas con los que se encontraban. Los que permanecían leales a Fernando VII eran neutralizados.

A raíz de los recorridos del Ejército Trigarante, y de la difusión de las ideas independentistas, se destituyó a Apodaca como Virrey de Nueva España. El cargo sería ejercido brevemente por dos personas más, hasta que se consideró que en un territorio independiente no se justificaba ese cargo.

el ejército trigarante

El último reducto realista, representado por Juan de D’Onojú, fue derrotado por el Ejército Trigarante en agosto de 1821, cuando se firman los Tratados de Córdoba en los que se reconoce la independencia de México. Para septiembre, el Ejército hace entrada triunfal en la Ciudad de México, en medio de una gran celebración.

Posteriormente es creado el Primer Imperio Mexicano, según el modelo concebido en el Plan de la Profesa, y es investido Iturbide como Agustín I, primer emperador mexicano.

Evolución posterior

Durante la breve etapa monárquica de México, el Ejército Trigarante cambió su denominación a la de Ejército Imperial Mexicano. A lo largo del tiempo, el cuerpo militar mexicano sufrió varios cambios tanto de nombre, como estructurales. Vería cambios en las lealtades a quienes servía, y adiciones de algunas facciones previamente irregulares (caso de la División del Norte en los días de la Revolución). Nombres como Ejército Constitucionalista y Ejército Federal, han desfilado en la lista. Pero la denominación más usual que recibe hoy día es la de Ejército Nacional Mexicano.


2 Comentarios

Responder a Fernando Beltran Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *