El Plan de Veracruz

El Plan de Veracruz fue una declaración de desconocimiento emitida el 2 de enero de 1832 contra Anastasio Bustamante y su tren ejecutivo. La cabeza visible de la proclama fue el general Ciriaco Vázquez, antiguo compañero de armas de Antonio López de Santa Anna.

Los personajes que tuvieron mayor influencia en esta proclama fueron: su vocero, Ciriaco Vázquez, además de Antonio López de Santa Anna, quien es considerado el verdadero artífice del plan. A cargo del Poder Ejecutivo, es de destacar a Anastasio Bustamante, ya que sus ejecutorias fueron las causales directas de la proclama.

Antecedentes

Luego de la independencia, México tuvo una sucesión accidentada de gobernantes, que se inició con la monarquía constitucional de Agustín de Iturbide. Sin embargo, pronto se cambió al modelo republicano, y se celebraron elecciones. Pero los conflictos se mantenían, como el ocurrido en 1828 cuando el presidente electo, Manuel Gómez Pedraza, no pudo asumir el cargo debido al desconocimiento proclamado por López de Santa Anna en el Plan de Perote, y el posterior Motín de la Acordada, que provocó su huida.

Es de este modo que asume la presidencia Vicente Guerrero, que había obtenido la segunda mayor votación en la elección, nombrando a Anastasio Bustamante como vicepresidente. Al año siguiente hubo un intento de reconquista de México por parte de España, hecho que Bustamante aprovechó como jefe del Ejército para adherirse al Plan de Jalapa, deponer a Guerrero, y asumir la presidencia. Bustamante estableció un estado policial en el que se perseguía la prensa crítica. Durante su ejercicio se capturó al derrocado Guerrero, para posteriormente fusilarlo.

 

La ruptura del orden constitucional que representó el ascenso de Guerrero a la presidencia, y que sirvió de argumento para el Plan de Jalapa, continuó y empeoró durante la gestión de Bustamante. El otrora vicepresidente no escatimó medidas ni recursos para someter a los opositores a su gestión; la prisión o exilio eran castigos frecuentes. Tuvo para ello un cuerpo secreto de policía. Por orden de Bustamante se le tendió una trampa a Vicente Guerrero, apresándolo durante un almuerzo al que fue invitado, y posteriormente fusilándolo. Bustamante exhibía sin disimulos un fuerte sesgo autocrático.

Desarrollo de los acontecimientos

Al segundo día de 1832, Ciriaco Vázquez se reunió con los comandantes de la Guarnición de Veracruz para acordar una serie de puntos para restituir el orden constitucional y desconocer a Bustamante como jefe del Ejecutivo; tal acuerdo se conoció como Plan de Veracruz, el cual también proponía designar a Antonio López de Santa Anna como líder y vocero del levantamiento. El mismo Santa Anna dirigía la conspiración tras bambalinas, pero se intentó hacer ver que se estaba adhiriendo al Plan por petición de los asistentes a la reunión.

A pesar de que el Plan de Veracruz suscito rechazos al principio, los comandantes de distintas guarniciones fueron adhiriéndose al mismo paulatinamente. Esto se tradujo en enfrentamientos en las diferentes plazas que iban retirando apoyo al gobierno. El propio Bustamante llegó al punto de licenciarse de la presidencia y dejar encargado a Melchor Múzquiz, para asumir el mando de las tropas que enfrentaban la rebelión. Obtuvo una victoria militar el 18 de septiembre en Guanajuato, pero a pesar de ello, renunció a la presidencia al día siguiente.

Santa Anna continuó su avance hacia la capital, lo que movió a Múzquiz a parlamentar con él para evitar combates en Ciudad de México. Entrando como mediador Manuel Gómez Pedraza, se llegó a un armisticio el 11 de diciembre, para luego firmarse los acuerdos llamados Convenios de Zavaleta, el día 24 de ese mes.

Acontecimientos posteriores

De acuerdo con los Convenios de Zavaleta, Gómez Pedraza ejerció la presidencia hasta abril de 1933. Fue sucedido por Valentín Gómez Farías, y este por Antonio López de Santa Anna. Eventualmente, en 1837, Bustamante volvería a ejercer la presidencia. El ejercicio del cargo presidencial se convertiría en una actividad muy accidentada en virtud de los diversos conflictos que tuvieron lugar en el país.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *