Los totonacas

La ubicación geográfica de este pueblo prehispánico que se desarrolla entre el periodo clásico y el postclásico se ubicó en lo que actualmente es el estado de Veracruz.

A la cultura totonaca también se le conoce como cultura del Tajín, Tajín fue el principal centro urbano y ceremonial del pueblo totonaca, del cual se tiene registro que su máximo esplendor ocurrió del 300 al 1200 d.C. Papantla y Cempoala, del 900 a 1519 d.C., serían también importantes centros urbanos de esta civilización.

Evolución cultural
Durante su etapa formativa se cree que elementos olmecas aportaron conocimientos sobre este pueblo, como lo es el tallado de piedra. Así mismo también absorbieron conocimientos de los pueblos nahuas, sobretodo de los toltecas.

Mayas y teotihuacanos también aportaron conocimientos a esta civilización. Se cree que los totonacas se desprenden del núcleo huasteco, esto por similitudes como el idioma, ceremonias religiosas y costumbres, pero al absorber conocimientos de los pueblos anteriormente mencionados desarrollan una cultura propia.

Construcciones
En Cempoala se pueden apreciar edificios hechos de piedra y adobe, todo ello sobre una superficie en forma de plaza. En Tajín se ubica quizá la obra mas impresionante de la arquitectura totonaca, la cual es una estructura piramidal hecha de piedra labrada a la cual se le ha llamado Pirámide de los Nichos, ya que cuenta con 365 ventanas que se cree representan los días del año.

ruinas arqueológicas totonacas Cempoala – Ruinas arqueológicas totonacas

Economía
Se basaba principalmente en cultivos como el maíz, algodón, chile y frijol, mismos productos que conformaban a la vez su dieta alimenticia. La cerámica y objetos tallados de piedra fueron parte importante de su sistema de comercio de igual forma.

Sociedad 
Se dividía en clases sociales siendo la cabeza de esta el cacique, seguida por nobles, sacerdotes artesanos, mercaderes, etc. Se gobernaban de forma teocrática.

Religión
Los totonacas practicaban una región politeísta, adorando al Sol, la Luna y al planeta Venus. De igual forma los fenómenos naturales eran motivos de adoración. Quetzalcoatl y Coatlicue fueron deidades también veneradas por el pueblo totonaca.


9 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *